El pasado Miércoles 24 de Enero, el señor Obispo, acompañado de monseñor Blanco y del padre Francisco, celebraron con algunas personas de la comunidad la fiesta patronal de Nuestra Señora de la Paz.

Con una Misa Solemne, se celebró este miércoles 24 de enero a las 7 de la noche, la fiesta patronal de Nuestra Señora de la Paz, recordando así, el acompañamiento de María en nuestra comunidad, como aquella que nos trajo a Jesucristo, príncipe de la Paz.

El obispo recordó a los asistentes “que María como reina de la Paz, nos da a su hijo, que es semilla sembrada por el Padre, en nuestros corazones, transformándolos dando vida. Aquí lo importante es que Dios espera frutos de su presencia, frutos abundantes de su palabra, saliendo de esa semilla como dice el evangelio de hoy.”

A diferencia de otros años, en esta ocasión se decidió hacer solamente una Misa, pues por experiencias pasadas, el clima frío y el horario de verano, no han permitido una kermés que sea de provecho para toda la comunidad.