Jesús ora y nos enseña a orar.

Objetivo:

Aprender a orar al estilo de Jesús movidos por el amor de Dios Espíritu Santo, para que encontremos gusto por la oración y nos anime a vivir en su amor.

Puntos:

  • Hacer ver que es una necesidad la que tenemos de ser escuchados, amados y comprendidos. (orar es más importante que comer, si no comes tu cuerpo muere y si no oras tu alma se muere)
  • Explicar qué es la oración
  • ¿Cómo y cuándo oraba Jesús? (presentar a Jesús como modelo de oración)
  • Dar consejos prácticos de oración (como empezar, ser auténticos, lugar, etc.)
  • Presentar y explicar formas de oración (adoración, petición, intercesión, acción de gracias, alabanza, etc.)
  • Hacer ver que no importa cómo, lo importante es empezar a orar. Una oración “mal hecha” es infinitamente mejor que no haber orado nada.
  • Youcat 496
  • Lo que dice el youcat para confirmaciones sobre la oración:
  • No se puede ser cristiano sin oración, sin vivir con Dios una relación que ayude a experimentar su cercanía.
  • No tener miedo de empezar a orar cuando no se sabe. Grandes santos en su vida de oración debieron aprender a orar. (Aprender a nadar,correr,brincar.. Con los campeones)
  • Aun cuando no se experimente la presencia de Dios o no sintamos algo, requerimos mantenernos en la oración. Dios está cerca, confiar en su compañía y providencia.

 

Tips para formar mi escuela de oración:

  1. Decidirse: Dios nos ha creado y nos quiere como personas libres. Si quieres decídete a llegar a ser una persona que ora y a dar forma a tu relación con Dios. Decide conscientemente: voy a rezar en este y en este momento.
  2. Se fiel en lo pequeño: Comenzar con pequeños tiempos estables de oración. Mantente fiel. Asi ira creciendo el deseo y la oracion. Conforme a tí mismo, tiempo y tus circunstancias.
  3. Tomate tiempo para orar:  Orar quiere decir estar atento a que Dios está pendiente de mi. Pueden servir los siguientes criterios: Establece un tiempo fijo,un momento tranquilo (la mañana o la noche) y que sea un tiempo valioso, ofrecido con gusto.
  4. Preparar bien el lugar: El lugar donde rezas influye en tu oración. Hay que buscar un lugar en el que puedas orar bien. (borde de la cama, escritorio, una silla con reclinatorio, un icono, una cruz o imagen, la biblia, etc)
  5. Estructura y ritualiza tu vida de oración: Dar un orden fijo (ritual)no es para limitar, sino ayuda a no tener que pensar cada dia si quieres orar y como.
  6. Ora con todo el ser: Orar no es solo cuestión de pensamientos y palabras. Ahí, toda mi persona está llamada a unirse a Dios. El cuerpo, percepciones internas y externas, la memoria, la voluntad, pensamientos y sentimientos o el sueño de anoche. Aquello que hay que resolver y que se te ocurre durante la oración, puedes escribirlo y (después) volver  a la oración.
  7. Ora de formas diferentes: Descubrir y practicar las muchas formas de oración. Pueden ser diferentes según el tiempo, estado de ánimo y la situación actual: la oración de otra persona a la que me uno; la oración personal en intenciones personales;  a partir de una palabra de la biblia; la oracion del corazon (jaculatoria breve o el nombre de Jesús en cada respiración; la oración interior donde se está en silencio y se escucha.
  8. Aprovecha las ocasiones: Aprovechar el tiempo u ocasiones para orar entremedias(jaculatoria, breve acción de gracias o una alabanza) durante un tiempo de espera, viaje en camión o en el carro (no poner inmediatamente la música), las horas libres, en la capilla o iglesia que está en tu ruta habitual.
  9. Deja hablar a Dios: La oración quiere decir también el saber escuchar a Dios. Dios habla a través de su palabra, a través de los santos, pero también de formas más discretas, que es al corazón de cada persona (en el juicio de la conciencia o en una alegría interior). Ayudará  a entender y distinguir mejor la voluntad de Dios
  10. Ora con la iglesia terrestre y celeste: Quien ora, ya sea solo o con otros, se une a la gran comunión de los orantes. Desde la tierra hasta el cielo, incluye tanto a los que viven hoy como a los ángeles, los santos y la multitud desconocida de quienes viven junto a Dios. Orar significa orar con otros y por otros. Es bueno rezar con otras personas, como la familia amigos, la comunidad. Y con los santos, puedes pedir su intercesión.
  • Presentar las oraciones del Padre nuestro  y Ave Maria, como oraciones basicas, ademas de mostrar su importancia en el crecimiento de la vida de oración  y relación con Dios. Invitar a meditarlas.

 

Material de Apoyo:

https://www.aciprensa.com/Catecismo/oravidxtiana.htm

http://es.catholic.net/op/articulos/19987/orar-lo-que-es-y-lo-que-no-es.html